• Sábado, 27 de Mayo del 2017 | 10:42hs Envíe su Noticia

Las putas pedimos que dejen de hablar de nosotras

Por María Río

Las putas pedimos que dejen de hablar por nosotras. Que dejen de arrancar los papelitos que usamos como herramienta de trabajo. Que dejen de pensar que están haciendo una buena acción cuando lo único que están logrando es calmar sus buenas conciencias de pensar que están combatiendo la trata cuando en realidad no están haciendo nada. Queremos que se nos deje de estigmatizar por el solo hecho de usar nuestra sexualidad no solo para nuestra intimidad sino también para trabajar. Exigimos derechos y que dejen de ponernos en el mismo lugar que quienes están en la prostitución contra su voluntad. Queremos que las personas que no quieren trabajar en la prostitución puedan tener otras opciones laborales y que la solución que den no sea coser carteras en un taller con condiciones precarias y sueldos miserables.

Que dejen de poner al hombre en el lugar del poder, cuando nosotras nos empoderamos y trabajamos en el empoderamiento cada día. Que dejen de querer imponernos su manera de vivir su sexualidad y su autonomía. Que denuncien las comisarías encubridoras de trata y a los políticos cómplices de mafias en vez de a las trabajadoras. Que dejen de hablar de la prostitución como si fuera la única industria donde hay personas en malas condiciones laborales o que la eligen porque están en una situación de vulnerabilidad. Que exijan trabajar en combatir pobreza y en la poca capacidad de elección que tienen que padecer muchas personas en este sistema y no en condenar la prostitución. Que entiendan que si te importan las personas que trabajamos en la prostitución, es urgente y necesaria la descriminalización y políticas que nos ayuden tanto a quienes queremos seguir siendo prostitutas como para quienes no.

Queremos que lo que hacemos con nuestro cuerpo y con nuestros genitales deje de ser un tema de debate.

Las putas decimos: basta de perseguir a las trabajadoras sexuales.

Noticias Relacionadas

Escribir Comentario