• Lunes, 20 de febrero del 2017 | 03:27hs Envíe su Noticia

Hacia un nuevo horizonte de gestión pública

Por Juan Pablo Limodio(*)

La democracia no se trata solo de elegir a nuestros gobernantes cada 2 ó 4 años, debe ser vivida y ejercida día a día, tanto por los funcionarios como por los ciudadanos. Brindar y poder recibir información para entender qué está haciendo el gobierno y cómo se invierten los recursos; poder expresar nuestras ideas y opiniones libremente, y contar con un poder judicial autónomo y profesional son sólo algunas de las maneras en las que se manifiesta un gobierno democrático.

Las iniciativas de gobierno abierto juegan un rol fundamental en este sentido. Iniciativas que no se tratan sólo de ampliar el acceso a la información y publicar los datos de gobierno, sino principalmente de darle al ciudadano el protagonismo que puede y debe tener en el proceso de co-creación de políticas públicas que apunten a mejorar su calidad de vida.

Desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires estamos trabajando para liberar datos con formatos claros y enriquecidos, que se ajusten a los estándares internacionales, ya que tenemos la convicción de que esto es un factor clave para la transparencia, la participación y el monitoreo ciudadano a través de medios digitales, permitiendo proponer así mejoras y cambios basados en información real. La publicación de estos datos es sólo uno de los puntos de la agenda de transparencia e innovación institucional que como gobierno asumimos, compromiso que no se limita únicamente al formato, sino también al contenido, incorporando presupuesto abierto, declaraciones juradas en línea, compras públicas, entre otros. Todo esto a través de un software propio de código abierto, que cualquier otro municipio puede replicar de manera libre y gratuita.

La participación de Buenos Aires en el selecto Programa de Entidades Subnacionales de la Alianza para el Gobierno Abierto, junto a ciudades como Berlín, Seúl y París, implica otro gran paso en este camino. Los espacios de encuentro y trabajo propuestos entre gobierno, sociedad civil y sector privado con el objetivo de pensar por fuera de los esquemas tradicionales y proponer soluciones a desafíos sociales diversos, generan una sinergia que se traduce en soluciones simples y eficaces frente a viejos problemas.

Para garantizar la apertura del gobierno, se debe trabajar para los ciudadanos y con los ciudadanos, haciendo todo los esfuerzos necesarios para entenderlos e involucrarlos en el seguimiento de los compromisos asumidos por sus representantes políticos. Esta es la única manera para que las iniciativas tengan un impacto duradero, respondan a las verdaderas necesidades de la ciudadanía y se desarrolle la calidad democrática.

(*) Subsecretario de Ciudad Inteligente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Noticias Relacionadas

Escribir Comentario